*-Literatura Youth Fantasy-*

Foro destinado a los lectores de nuestro blog de literatura juvenil donde debatiremos sobre nuestro género favorito, y compartiremos opiniones de los libros que más nos gustan.
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  BlogBlog  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Blog dedicado a la campaña por los nuevos autores http://descubriendonuevosautores.blogspot.com/

Comparte | 
 

 Reborn ...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Reborn ...   Jue Mar 11, 2010 11:10 pm

Hola a todos!
Esta es una historia que hace bastante tiempo tengo en la cabeza y después de mucho meditarlo me decidí a subirla! Así que les pido un poquito de paciencia, y que cualquier comentario que tengan sea bueno o malo me lo manden, por favor!

Un breve adelanto que puedo darles sobre que va la historia es que es una mezcla de todas la emociones que puede tener un ser humano.. y cualquier otra criatura que exista..

Espero que les guste! y no olviden comentar! =)


Renacer


Hasta el día de hoy todavía me pregunto, ¿como fue que llegue hasta aquí?, ¿Tanto daño hice para que me sucediera esto?, ¿Para terminar así?
Y ahora, tan lejos de lo que fue mi hogar, de los que fueron mis amigos, mis familiares, mis vecinos, conocidos… Tan lejos de mi amor, el único a quien en verdad ame…
Ahora lo único que me queda es el tiempo... Y mi fuerza de voluntad, que es tan fuerte como yo misma…
Aunque… Siempre podría fallar…
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Reborn ...   Jue Mar 11, 2010 11:12 pm

Cap. 1 – Nueva Vida, Nueva Escuela.


A un año de terminar la secundaria, un accidente de mierda me arruino la vida, y me obligo a estar ahora en Kyoto, Japón; podría decir que es un lugar sumamente apartado de la ciudad… Claro digo “podría” y no “puedo” ya que soy una latinoamericana tratando de adaptarse a un lugar nuevo, del otro lado del mundo de donde realmente esta su verdadero hogar.
Bien, esto es un poco confuso, no se realmente como explicarlo, porque hace unos días me encontraba en Argentina, en una ciudad tan humilde como sencilla, acostumbrada a la tranquilidad de mi casa con mi familia, tomando mate con mis padres todos los días, y ahora, bueno, ahora estoy en la punta opuesta, en una escuela internado mixta la cual conlleva dos años mas para terminar la secundaria siendo que yo ya la terminaría este año. Esto es realmente injusto, digo, lo único que yo hice fue defenderme, yo no tuve la culpa de que ese maldito… No es mi culpa… Yo solo quiero volver a mi casa, o como mínimo estar con mi familia y ayudarla, porque se que necesitan ayuda. Económica. Cuando tuvimos que mudarnos de emergencia a Japón, ellos, mis dos hermanas menores Ailin y Analía, mi hermano menor Marcelo, y mis padres Nelly y Amintor se quedaron en Nara, que esta al sur de Kyoto, solo por si las dudas, no solo para protegerme, sino que para protegerse ellos mismos… Y yo fui a Kyoto, a esta escuela privada, no solo pensando en la protección de todos, sino también por el hecho de que me faltaba poco para terminar la secundaria y esta era una manera de protegerme a largo plazo, tenia dos años mas para esconderme de una posible búsqueda… Hummm... Esconderme… Yo con mis dieciocho años recientemente cumplidos debía esconderme en un internado en otro continente, es estupido, después de todo, ya se que puedo defenderme por mi misma de ser necesario. En Argentina estaba a poco más de tres meses para terminar el colegio… pero aquí, del otro lado del Ecuador, era tiempo de comenzarlas, lo que significaba para mí un sufrimiento, ya que tendría que cursar el quinto año desde cero, la pesadilla de cualquiera que no se lleva materias casi nunca.
Ahora no hay tiempo para arrepentirme de lo que pudo o no ser, porque prometí, desde el mismo momento en el que pise este lugar, que haría todo lo que debía, lo más rápido posible para marcharme y volver con mi familia, donde si me necesitaban realmente. “Solo tengo que soportar dos año, solo eso, dos años y se termina todo” me digo todos los días desde que partimos hacia este nuevo mundo, con la ilusión de no pensar en aquello que me arruinó, pero existen los sueños y no puedo pasar toda la vida despierta aunque lo quisiera o aunque masticara todas las hojas de cocaína que existieran en el mundo entero, siempre de alguna forma vuelve a mi mente. Y es por eso que en la actualidad soy tan fría, porque no hay forma de evitar que eso vuelva, y que mi verdadera naturaleza aflore. Pero si lo pienso de otra forma, esto me ayudo mucho a controlar mis sentimientos, y ahora puedo enfrentarme a este primer día de clases sin sentir vergüenza o ansiedad o unos de esos sentimientos que siempre te delatan ante todos. Nada de eso, ahora puedo ser verdaderamente yo, el monstruo que llevo dentro esta en control, y solo muestro lo que yo quiera.
Y eso era todo lo que pensaba mientras iba caminando por ese largo pasillo, lleno de estudiantes que miraban y murmuraban cosas, (parecía que lo nuevos estudiantes no eran algo muy normal en aquel instituto), cosas que yo llegaba a escuchar, aunque aparentaba no hacerlo, no llamar la atención era lo segundo en mi lista. ¿Y lo primero?, largarme de allí cuanto antes. Y que ese largo pasillo, esos compañeros que yo no conocía, esas aulas que ni imaginaba y este uniforme que vestía, fueran una pesadilla y nada más. Pero para mi desgracia, y para la de todos aquellos que me rodeaban no lo era, era real, esto es real, y yo ahora estoy caminando por un pasillo yendo hacia no se donde, con este uniforme, que he de admitir, es realmente lindo. Me dio ganas de reírme, porque a mis anteriores compañeras les hubiera encantado este uniforme, digo, la verdad es que daba gusto ir a la escuela con esto puesto, y aunque yo no pudiera disfrutarlo por hermoso que fuere, era algo de gozar el ir caminando con un saco, camisa y pollera negra, a juego con una corbata y largas medias blancas, que hacían lucir a las chicas utópicamente hermosas. Lo único que me diferenciaba de las otras alumnas de misma vestimenta eran mis particulares guantes negros, que iban escondidos en los bolsillos de mi saco, mis files amigas, zapatillas doradas y negras, mi cartera cruzada y mis auriculares, que traía puestos ya cansada de escuchar comentarios sobre como iba vestida. En el momento en el que comenzó unas de mis canciones preferidas, “One Girl Army” de Five Iron Frenzy, (seguramente nadie en este lugar la conocería), una chica, de mi misma estatura, es decir “nada alta”, se paro frente a mi, con la intención de atraer mi mirada, o como mínimo, que viera que estaba delante mío y que no la arrollara en mi carrera hacia ninguna parte. Saque mis auriculares de mis oídos, no sin antes parar la música, no iba a perderme esa canción por nada ni nadie. Cuando levante la vista, lo primero que me golpeo fue lo largo de su cabello, del color del bronce, caía de una manera tan extraña e hipnotizante, y luego el color de sus ojos, el mismo bronce pero mas claro, y realmente fue extraño porque yo nunca en mi otra vida había reparado siquiera en el color de ojos de quienes me rodeaban, ni de aquellos que iban por la calle, ni de nadie, claro que yo era sumamente distraída e ingenua en comparación con el monstruo que soy en la actualidad. Su apariencia me recordó mucho a la descripción de los seres mitológicos, mágicos, que encontraba en libros leía cuando era normal. Era pálida, pero no hasta la exageración, y sus ojos parecían sinceros cuando me saludo con una sonrisa abierta, mostrando sus dientes blancos.
- ¡Hola! Eres Luna, ¿no? Mucho gusto, soy Senna Kentaro, Guardiana del turno diurno. Es un placer conocerte. – y me dio la mano casi obligándome a tomarla, siempre con una sonrisa tan sincera como amigable en su rostro.
- Hola, si soy Luna, igualmente. – Medio me esforcé por sonreír, no es que Senna no me cayera bien, sino que hacia ya demasiado tiempo que no reía, y ya no recordaba bien como era estirar las comisuras de los labios hacia arriba para formar una.
- ¿Necesitas ayuda para encontrar tu primera clase? Puedes pedirme ayuda siempre que lo necesites, no hay problema. Cuando necesites algo puedes buscarme! – Sonó tan amable que me habría dado pena tratarla fríamente, me habría dado pena si no fuera porque ya no era la misma.
- He… No te preocupes, creo que puedo encontrarla por mi misma, pero gracias de todos modos. - La educación y los modales eran algo que mis padres siempre nos inculcaron, desde pequeños, y abecés debíamos usarlos solo por obligación.
- Bien. Si necesitas algo, ya sabes. No vemos luego! Adiós! – se despidió con un movimiento de mano y se marcho, al parecer debió olvidar algo importante, porque se marcho corriendo por la misma ruta que yo iba a seguir a continuación, solo que a paso tortuga.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Jue Mar 11, 2010 11:12 pm

Seguí recorriendo el campus, realmente era enorme el instituto, hasta que me vi interrumpida por la campana que anunciaba el inicio de las clases. “A seguir sufriendo” me dije a mi misma y me encamine al que supuse seria el aula en el que debía entrar. Bien supuesto. Ya estaban todos sentados cuando entre, por lo que tome una nota mental, al parecer tengo que estar en el aula antes que toque la campana. Pfff... Es tan distinto que me dan ganas de morirme. Creo que todos se percataron de mi llegada tarde el primer día, ya que todos allí dentro se dieron la vuelta para ver quien era el idiota que se había atrevido. Y, si, la idiota era yo, por suponer que era igual que en mi antigua ciudad, y por decir que no a Senna cuando en realidad realmente tendría que haberlo previsto con anticipación. Mis sueños me fallaron otra vez.
- Bien, parece que la nueva alumna llego… Tarde. Alumnos ella es Luna Holm. Denle todos una calida bienvenida, y espero que sean amables con ella. – Lugo me miro con una sonrisa fingida de suficiencia, medio como esperando que yo me sonrojara o me asustara. Para su desgracia, y suerte, solo me limite a mirarlo fijamente esperando que se asustara, o que se enojara, lo que primero ocurriera. Solo se enojo, y cuando lo percibí solo le mostré mi sonrisa de suficiencia, y me dirigí a un asiento que estaba vacío, muy cerca del fondo. Cuando me dirigía a el, alcance a ver la cara de arrepentimiento de Senna, la cual no comprendí hasta que me senté. Estaba arrepentida de no haber insistido en acompañarme, para evitar aquello por lo que había pasado. Pero con lo que ella no contaba era que a mi no me importaba una pizca lo que pensaran de mi los otros, siquiera el profesor. Luego hablaría con ella para apaciguarla. No entiendo la razón por la que se preocupa tanto por mi, la nueva, si ni siquiera conoce mi naturaleza.
Estaba acomodándome en mi nuevo asiento cuando me percate de la gélida mirada de mi compañero de junto. Era alto, su cabello era del color de la nieve, blanca y cristalina, y sus ojos de un extraño gris perlado, que le daban a su fría mirada un toque de amenaza que iba dirigida especial y únicamente para mi, la única infeliz que al parecer se atrevió a sentarse a su lado. Pero no fue su fría y silenciosa acusación lo que llamo mi atención, no. Era tan alto que no pude evitar recordar a alguien, aquella persona que siempre estuvo a mi lado cuando lo necesite y mas. A aquel que sabia que iba a resultarme casi imposible sacar de mi cabeza y de mi corazón, Christian. Sentí el corazón otra vez dentro de mí, pero eso era peligroso, lo sabía muy bien, de modo que con rapidez volví a callarlo y lo deje escondido como lo estaba antes. Donde nadie lo encontrara jamás. Una vez que recobre mi sentido, pensé que no podía dejar que ese chico pensara que me estaba causando un pánico y un miedo tan desbordante que solo me quedaban minutos para que saliera de su lado volando hacia otra parte, claro que no, no voy a darle ese gusto. Lo mire exactamente con la misma mirada, tan fría, acusadora y amenazante como la de él mismo, para ver cual era su reacción ante, posiblemente, la única tonta que no solo se sentó a su lado, sino que también se atrevió a mirarlo de la misma forma en que el me miraba. Espere que el se moviera, pero el muy terco no lo hizo, y creo que nos quedamos colgados en ese discreto enfrentamiento durante unos cinco o diez minutos, cuando recordé la razón por la que estaba en este lugar. Era la de aprender, y largarme. Desvíe la vista de sus ojos a regañadientes, solo apara poner atención a la clase, que era lo que debía de estar haciendo desde que tome asiento.
La clase paso rápida y sin tapujos luego de eso, claro que no volví a echarle la mirada al chico ese, solo para no terminar cansándome y rompiéndole la cara. Terminamos antes de lo previsto, por lo que me vi en la libertad de tomar el tiempo que me sobrada, luego de hacer los deberes, para salir a dar una vuelta, y es que en realidad necesitaba salir a respirar aire yo sola, sin tener que estar rodeada de paredes, estudiantes, ni nada. Solo yo.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Jue Mar 11, 2010 11:14 pm

Empezaba a oscurecer cuando estaba saliendo de mi dormitorio. Me encontré bajando esas amplias y antiguas escaleras de madera oscura, y me percate de un extraño aroma en el aire. No era muy potente, de hecho, con cada paso que daba se disipaba cada vez más, pero mas allá de eso, me extraño que solo yo pareciera ser la única que lo sintiera, no es normal. Pero ahora que lo pienso bien, lo que se relaciona conmigo no es nada normal. Trate de seguir el efluvio, ansiaba saber que era lo que emitía ese olor seco, feo. Baje casi corriendo las escaleras, esquivando a los alumnos que iban en mi dirección contraria, pero parece que no fui lo suficientemente rápida, ya que cuando alcance a llegar a la planta baja el olor ya había desaparecido. No había rastros de nadie allí abajo, parecía desierto. Cuando me di vuelta buscando el mas mínimo rastro de ese aroma alcance a ver a Senna que se acercaba hacia a mi.
- Hola Luna-sempai. ¿Qué es lo que estas haciendo por aquí a estas horas? – Me pregunto como extrañándose de algo.
- Hola. Hee… Estaba por ir a tomar un paseo…- Le dije tranquila, y estaba por continuar, pero su cara de asombro me impacto, como si hubiera cometido un crimen o algo así. - ¿Dije algo malo? – Le pregunte alarmándome, y pensando en el apodo que había escuchado ¿Sempai?
- Hay, creo que no te lo dijeron… - Parecía avergonzada por algo que no había hecho o que no habían hecho, no lo se, no la comprendí.
- ¿Qué cosa?-
- Es que, Luna-sempai, a partir de esta hora esta impuesto en la escuela el “Toque de Queda”, y los estudiantes ya no pueden salir de dentro del instituto hasta mañana por la mañana. – Su explicación fue como pidiéndome disculpas por que no me lo hubieran dicho con anticipación. – Vas a tener que volver dentro, lo siento mucho. –
- ¿”Toque de Queda”? pero ¿la escuela puede hacer eso? – Estaba completamente entre atónita y furiosa, incluso olvide aquello de “sempai”. Lo único que quería y que pensé que podría hacer era salir a pasear un rato, y ahora resulta que eso esta prohibido.
- Es una regla que se aplica a todos los estudiantes desde hace unos años. Es para evitar posibles conflictos con los estudiantes de la próxima clase. Nun… -
- ¿Próxima clase? No sabía que también había cursos nocturnos. Cuando me inscribí solo me dijeron que era de tarde. No me dieron a elegir entre dos turnos. ¿Por que? – Bien, ahora si, estaba realmente confundida, digo, de saber que habían cursos nocturnos los hubiera preferido. Siempre preferí la noche al día, la luna al sol. Pero no nos habían dicho nada cuando vinimos con mi padre.
- Bueno, es que los alumnos de la clase nocturna son diferentes. Ellos piden especialmente estar en cursos apartados y adelantados. Cursos que van mas rápido que los normales. – Me explico.
- ¡¿Son cursos que terminan con anticipación?! Pero, de ser así yo quisiera transferirme… - Y ahora estaba realmente furiosa. Estaba a punto de comenzar a discutir pero ella me interrumpió.
- No no no. Luna espera, deja que te explique, ¡por favor! – Espero para ver si la escucharía, y cuando vio que me crucé de brazos prosiguió - Estos estudiantes pagan más para estar en una clase mucho mas avanzada y rápida, pero el tiempo que les lleva concluir la secundaria es el mismo que el nuestro. Realmente pienso que es una perdida de tiempo, pero eso es cosa del director. – Cuando termino de explicarme respiro tranquila al ver que yo no decía nada en su contra.
Yo por mi parte me limite a mirar hacia otro lado. Ya estaba bastante enojada como seguir discutiendo, yo también tengo que prevenir que ocurra una posible matanza por haberme hecho creer otra cosa. – Esta bien, volveré dentro. – dije resignada.
- Gracias Luna-sempai, y disculpa el mal entendido, mañana podrás salir a caminar. Gracias. – Me dijo realmente aliviada y me sonrío como disculpándose nuevamente. Parecía sincera otra vez, y procure sonreírle, pero creo que no salio nada esta vez. – Ahora será mejor que vayas porque no soy la única guardiana a cargo y podrían encontrarte. Mañana nos vemos. -
- Si, adiós, que descanses. – y solo me quedo dar media vuelta y volver por donde había llegado.
Volví a subir las mismas escaleras viejas y pesadas por las que hace un momento me había encontrado persiguiendo el aroma que ya ni recordaba. La pesadumbres me embargo; ¿Qué demonios iba a hacer ahora que había terminado mis deberes y no podía salir del edificio? ¡¿Dormir?!. Sentí ganas de rodar por las escaleras.
Ya estaba en el último piso llegando a mi dormitorio sin más ideas que tirarme en la cama y dormir, cuando pude divisar por la ventana al lado de la cual pasaba, a Senna que se dirigía hacia el enorme portón que me toco atravesar a mi cuando ingrese a esta escuela. A mitad de camino se detuvo, por un momento se me cruzo por la cabeza que me había visto, en lo alto del edificio, a través de la ventana por la cual yo la miraba a ella, pero rápidamente descarte esa idea, una persona normal no llegaría a distinguir nada a esa distancia. Me quede viendo, pensando que habría algún problema y que necesitaría ayuda, pero para mi alivio solo parecía estar esperando a alguien. Y al parecer esperaba a ese chico que tenia sentado a mi lado en clase, el de cabello color de nieve. Ya había supuesto yo que era otro guardián por la divisa que llevaba en su brazo derecho, y Senna me lo había confirmado hace unos instantes.
Sin nada que me llame la atención me volví para irme a mi cuarto, no tenía nada que hacer. Solo dormir. Aunque me pareció ver, un momento antes de entrar al dormitorio, y lo más probable es que me equivoque, que Senna y el muchacho iban tomados de las manos.
Pero a mí que me importa.


(Fin del capitulo uno)
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Lun Mar 15, 2010 9:59 pm

Cap. 2 – Guardianes



La primera semana paso sin incidentes, exceptuando lo ocurrido el primer día claro, y ya había descubierto eso de sempai y la cosa; lo usan por respeto. Pero yo no soy de aquí. La escuela nunca me resulto tan aburrida como lo es ahora. Antes por lo menos tenia amigas con las que distraerme, hoy solo puedo prestar atención al estudio para evitar problemas. No es que yo fuera lenta o tuviera problemas de aprendizaje, o que tuviera problemas para relacionarme con la gente aunque eso fuera, posiblemente, lo que pareciera, sino que no necesitaba tener amigas, mi mente esta ocupada en otras cosas, y no soy la misma como para querer actuar como una chica normal. Ya hace tiempo que no soy normal.
Desde el principio las chicas solo me miraban y hacían comentarios sobre mi persona, pero no se animan a mirarme a la cara y decirlo en voz alta. Y también hubo y hay chicos que tratan de acercarse a mí, de entablar una conversación, y por más que los ahuyento lo más pacíficamente posible ellos insisten en volver. No puedo hacer nada al respecto, después de todo, ese es el trabajo de los demonios, tentar a los humanos y hacerlos caer, ¿no? Hicieran lo que hicieran, no va a funcionar, mi corazón ya no manda, y si así lo hiciera ya tiene dueño; por más que este esté del otro lado del mundo.
Pero más allá de todo eso, de las chicas, los chicos, de las clases; hay algo que todavía ronda en mi cabeza, y que cuando estoy sola y lo rememoro, todo lo que hace es incrustarse más y más en mis pensamientos. La conversación con Senna. Me ponía a pensar en los alumnos de la clase de tarde y en los de noche; en porque vendrían aquí siendo que hay escuelas especiales para eso; en la sencillez del tema y a la vez en lo extraño que era; en los guardianes… Me ponía a pensar en todo ello mientras miraba mi anillo de oro que se encontraba en mi dedo anular de la mano izquierda, la del corazón según dicen, y jugaba con el como si eso me fuera a dar las respuestas a las tontas preguntas de mi cabeza. Y cuando me daba cuenta de las estupideces en las que pensaba, cosas que en realidad no debían ni importarme, me levantaba furiosa de mi cama, y me ponía a dibujar o leer, o algo en lo que pudiera ocupar mi mente completamente. Es exactamente por eso que ahora me encontraba sobre el techo de los dormitorios, porque me puse a pensar en cosas lejanas, ajenas y en estupideces; También porque me pareció escuchar un ruido, pero es obvio, solo me estoy volviendo loca.
Esta noche es hermosa; las estrellas se ven con mayor intensidad de este lado del mundo. Estar tranquila con esta vista es muy fácil, quería ponerme a pensar en lo que iba a hacer mañana, sábado, mi primer fin de semana en esta escuela, pero no puedo pensar en otra cosa que no sea este amplio cielo negro, con las estrellas brillando solo para mí. O por lo menos en eso estuve pensando hasta que algo me golpeo de lleno, un aroma fuerte, seco, horrible… El mismo olor del lunes por la tarde. Me moví del sitio donde me encontraba recostada solo para ver si esta vez podía descubrir de donde diablos provenía. Me moví lentamente sobre el tejado sin hacer ruido alguno, aunque estoy segura que a esta hora y distancia nadie podría verme, así tuvieran larga vistas. Seguí ese olor hasta donde pude, es decir, hasta donde terminaba el techo, pero sentí que se avivaba conforme avanzaba hacia el enorme portón que nos separaba de los dormitorios de los otros estudiantes. Sentí un intenso anhelo por descubrir la proveniencia de ese olor, pero sabía que si me arriesgaba a bajar del techo, lo más probable era que me atrapara un guardián. Aunque, si lo pensaba con claridad, con facilidad podría esquivarlos y llegar hasta el otro lado del portón; el riesgo estaba delante de mí y solo yo tomo la decisión. Mm.. Me lo pensé dos segundos aproximadamente y entonces decidí que podía dejarlo pasar, porque se me ocurrió algo mucho mejor, que me evita posibles problemas, y me quita de apuros, dejándome la actividad perfecta para pasar el primer sábado por la noche; Investigar la causa de ese olor que tanto me intrigaba. Y solo para estar más segura de cómo proseguir con mi plan, esperaría hasta mañana para investigar los detalles.
Por primera vez desde que llegue aquí, esa noche al dormir sentí una gran ansiedad. Y me gusto mucho.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Lun Mar 15, 2010 10:00 pm

Al levantarme por la mañana me sentí alegre y excitada por lo que iba a hacer, romper las reglas sin ser sorprendida. Almorcé, porque me levante mas tarde de lo que percibí y el desayuno había terminado hace rato ya. Me puse algo cómodo para salir a pasear y bajar la comida, mis fieles zapatillas, un pantalón de Jean negro, una remera de mangas largas negra y arriba, un vestido de color azul marino. Esta bien si les parece extraño, yo visto así.
Una vez que estuve en el patio del instituto, mire hacia el cielo solo para confirmar lo que suponía; el sol brillaba por su ausencia en el basto cielo gris. No me importo, no le temo a la lluvia, es más, me encanta caminar bajo ella. Respiré profundo y exhalé, el aire olía a humedad, era obvio que iba a llover. Mejor no esperar. Me disponía a caminar cuando sentí la ya familiar voz de Senna, que me gritaba a no más de siete metros.
- ¡Luna! ¡Luna-sempai! ¡Espera! – Se acercaba corriendo hacia mí, no imagino con que objeto. Parecía apurada. Ho no, quizá había roto otra regla sin siquiera imaginarlo. Suspire por ello, no podía ser ese el caso. Espere sin moverme, hasta que se acerco a mi casi agitada. – Wow, creo que corrí demasiado. – Me dijo sonriendo. Yo solo espere en silencio para que terminara lo que tenía que decir. - ¿Puedo preguntar a donde vas?
Eso no me sorprendió. ¡Otra regla rota! – Claro, pero podrías solo llamarme Luna, es que no estoy acostumbrada. – “Ya no aguanto esto” pensé para mi misma - He, iba a salir a dar un paseo para conocer mejor el lugar – Le dije esperando que me dijera que el toque de queda también esta vigente los fines de semana. – ¿O es que no está permitido? – Pregunte ya resignándome a mi paseo, y por ende, a mi plan.
- ¿Permi…? – Me miro incrédula durante tres segundo solo para luego desternillarse a carcajadas. ¿Qué dije? No entiendo la razón por la que ella se esta sosteniendo el estomago como si este le fuera a explotar. Me quedé mirándola con los ojos bien abiertos, esperando que sus risas sin sentido cesen y me explique el significado de las mismas. – Uh… Dios, me duele la panza. Mira, ¡incluso me hiciste llorar! – Me dijo enseñándome la diminuta lagrimita que sostenía precariamente en su dedo. – No me imagine que fueras tan graciosa. -
- ¿Graciosa? – Realmente estaba atónita. ¡¿Que fue lo que hice?!
- Ya volviendo a lo que decías, no hay problema, solo Luna – me guiño un ojo, alegre aun - Quería preguntarte si no querrías compañía. Es que estoy aburrida, y no me apetece salir sola, pero mucho menos quedarme aquí encerrada. – Y me sonrío con esa sonrisa suya de camaradería sincera e inocente que aparecen solo las verdaderas amigas.
- He… Claro Senna, no hay problema. – Le respondí, mientras pensaba que sacaría un provecho útil, para el plan, del paseo con ella. – ¿Vamos? – Le pregunte.
-¡Si claro! Solo espera que busque un abrigo. Ahora vuelvo. – Me aseguro mientras se daba la vuelta para adentrarse en el instituto.
Y me quede sola de nuevo.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Mar Mar 16, 2010 8:22 pm

Aprovechando el momento me puse a pensar en como le sacaría a Senna la información que necesitaba sin que ella llegara a sospechar nada. Lo mejor era hacer las preguntas por necesarias por separado, ocultándolas con otro río de preguntas superficiales. Debía cruzar ese portón esta noche y acabar con la intriga. Una vez que termine de organizar las preguntas primarias, me volví para ver si Senna estaba regresando. Vi que se acercaba a un paso mucho más tranquilo esta vez, de manera que me limite a esperar a que me alcanzara y para que saliéramos juntas del instituto. Llego a mi lugar en un minuto.
- ¿Lista? – Pregunte, medio rogando que no se haya olvidado nada mas.
- Si, ¡andando! – Me dijo alegre y me tomó de la mano para guiarme hacia fuera; hacia la libertad.
¡Al fin! Al cruzar el enorme portón y el puente que nos separaba de la vida humana real, el mundo exterior me pareció ser mucho más grande. Puedo ver el cielo, que mas allá de estar encapotado y listo para descargar, se ve tan amplio como el cielo estrellado que admiré la noche pasada. El color verde se extendía ante nosotras y se expandía hasta lugares que no llegaba a ver.
- Wow – Dije en voz muy baja, sin pensármelo dos veces; Lo único en lo que pienso es en la majestuosidad de esta imagen, tan llena de vida y energía, ideal para guardar o tener en la mesita de luz, algo hermoso para ver todos las mañanas.
- Parece que fuera la primera vez que ves un bosque. ¿En Argentina no hay cosas así? ¿No hay bosques? – Me pregunto Senna muy alegre y sonriente. Y para ser sincera, me había olvidado completamente de que ella se encontraba a mi lado. Lo digo en serio, lo único en lo que estaba pensando es en la imagen que tengo ante mi, que parece un sueño, una ilusión. Ella todavía esperaba, paciente, mi respuesta.
- He, si, supongo que hay. Pero yo nunca los pude ver. – Le respondí pasivamente, aletargada aun por el paisaje. - ¿A dónde vamos? – Le pregunte, queriendo saber y tratando de volver a la realidad, aunque no fuera la mas hermosa.
- Bien, si quieres podemos quedarnos aquí, o podemos ir a la ciudad a que conozcas. ¿Qué te gustaría más? – “Irme a mi casa” pensé para mis adentros; Ella me pregunto y yo conteste con la verdad… Aunque fuera en mi mente.
- Esta bien, vamos a la ciudad, ya voy a tener tiempo de conocer el bosque. Podría quedarme una noche a acampar incluso… - Comencé a poner el plan en marcha – Un Sábado, ¿Se podría? - Pregunte dándome vuelta para mirarla, con la inocencia en mi cara. El manejo de las emociones se me da genial.
- He... Tendríamos que preguntarle eso al director. – Me miro con asombro y, por alguna razón, con miedo, nerviosismo. También soy muy buena para conocer las emociones de los demás, después de todo, era yo quien normalmente inspiraba esos sentimientos. – Pero de todos modos hay lugares más lindos para acampar. – Me dijo sonriendo, pero con una sonrisa casi forzada, de nerviosismo, haciendo que yo me preguntara si era posible que los fines de semana quedaran exentos del toque de queda.
- ¿Es que el toque de queda también rige los fines de semana? – Pregunte haciendo acopio de sorpresa fingida, cuando lo que realmente siento es entusiasmo; va a ser mas complicado si hay guardianes dando vueltas por ahí.
- No, no es eso – Me dijo asombrada, levantando las manos delante de ella, como queriendo evitar que yo siguiera creyendo algo incorrecto. – Algunos acostumbran salir a bailar, otros a comer, no hay problema para salir los días sábado, pero no es lindo para acampar, eso es todo. – Cuando terminó, ya calmada, bajó los brazos y suspiró. Parecía que hacía un gran esfuerzo para que le creyera. Le voy a dar el gusto
- Ho, bien, no hay problema, otro día le pregunto. – Le dije sonriendo para apaciguarla, eso era lo de menos, ya tengo el dato que quería; No hay toque de queda. – Bien vamos, en cualquier momento va a comenzar a llover.
- Si – Me dijo ya más tranquila, y sonriendo con total naturalidad. No es que fuera una chica mala, pero algo escondía.
Comenzamos a caminar en silencio por un estrecho camino de tierra, según me dijo íbamos a buscar su coche, que estaba estacionado más adelante. Mientras avanzábamos, alcance a ver entre los inmensos árboles, un edificio enorme, y que no era el colegio.
- ¿Qué es eso? – Le pregunte a Senna, mientras lo señalaba, realmente asombrada por el tamaño de aquella casa blanca.
- ¿Qué cosa? – Pregunto mientras se volteaba. - ¡Ha! Allí es donde se hospedan los alumnos de la clase nocturna. –
- ¿En esa casona? Pero eso es enorme, casi tan grande como el colegio mismo. ¿Tantos son? – No podía creer que ellos tuvieran una casa aparte del edificio del colegio. Eso es muy injusto. Pero claro, el dinero puede muchas cosas.
- ¡Jeje! No son muchos, y no creas que es tan grande, es solo que tiene un patio que conecta con la escuela. Tiene un túnel como el que acabamos de pasar. – Me explicó, parece que conoce el lugar más de lo que pensaba.
- ¿Ya fuiste para allá? – Realmente sentí un pinchazo de curiosidad, pero seria calmado esta misma noche.
- Claro, soy guardiana, debo comunicarme con los guardianes de esa clase. ¿No te parece? – Su respuesta y su sonrisa fue tan tranquila y natural que parecía una respuesta reiterada. O también podía ser una mentira practicada.
- Si, creo que si. – Le dije mirando hacia otro lado y zanjando el tema.
Una vez que llegamos hasta donde estaba el coche, o mejor dicho “los coches”, nos encaminamos hacia donde se encontraba aparcado un pequeño, se podría decir compacto, de un bordo oscuro. Mientras nos acercábamos, Senna sacó del bolsillo de su saco un pequeño aparatito que apunto hacia el vehiculo y presionó, haciendo que el pequeño automóvil silbara y parpadeara dos veces.
- Lindo auto – Realmente me gusta, es como lo que siempre quise, un auto pequeño. Para ser mas precisos, un Ford Ka, pero no se si llegaran a tener alguno así aquí. – ¿Qué modelo es?
- Gracias. Es un Tata Nano. – Me respondió sonriendo. – Me lo regalaron para mi cumpleaños número 16, y todavía parece nuevo. – Y es verdad, a primera vista parece no tener ningún golpe, o ralladura, abolladura ni nada. Parece nuevo. – Lo cuido como si fuera mi bebe. Desde el momento en el que me lo regalaron aprendí a conducirlo – mientras me hablaba miraba con añoranza su pequeño “bebe” y lo acariciaba suavemente como si pudiera llegar a herirlo - Es muy importante para mi.
- Se como se siente eso – Respondí, mas para mi misma que para ella. Mirando la ternura y la paz con que ella veía su vehiculo, acaricie por instinto el anillo que llevaba en mi dedo. Si, se muy bien como se siente ese maldito sentimiento. - ¿Quién te lo obsequio? – Pregunte obligándome a sacarme de ese ensoñamiento peligroso.
Y parece que yo no era la única que se encontraba levemente alejada de la realidad. La precaución brilló claramente, al menos para mí, en sus ojos casi dorados cuando me respondió. – Alguien que forma parte de mi familia, que hace tiempo no veo. – Luego apareció nuevamente una sonrisa en su rostro, que claramente dejaba finalizado el tema; y yo no hice más que corresponderla.
- ¿Nos vamos? – Me pregunto alegre, pero su pregunta escondía algo, ¿un reto?, ¿una advertencia? No puedo definirlo con exactitud. ¿Ella quería que tuviera cuidado?
- Claro- Pero yo se cuidarme sola.
Y solo nos subimos al auto.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Mar Mar 16, 2010 8:22 pm

El viaje de camino a la ciudad fue tranquilo, Senna me permitió absorber el paisaje que nos rodeaba sin interrumpirme nunca; En otras circunstancian pensé que ella habría sido una gran amiga. Pude ver como el verde de la naturaleza desaparecía relativamente conforme nos acercábamos a la civilización. Desde esa pequeña ventana podía ver como volaban los pájaros, preparándose para la futura lluvia que acontecía caer, como los roedores buscaban refugio, como el viento hacia oscilar las delgadas ramas de los árboles, como flotaban las hojas y el polvo. Pude darme cuenta que nos acercamos a la ciudad cuando comencé a ver casas mas continuas unas de las otras.
- Senna, ¿Cuánto es el tiempo que toma venir hasta la ciudad? – Pregunte intrigada, me había distraído tanto con el follaje, que apenas si me di cuenta del tiempo que nos llevo llegar.
- Solo son treinta minutos en auto. Caminando creo que llegarían a ser dos horas, pero ya nadie camina. – Me respondió con la vista fija en el parabrisas. - ¿Es lindo el paisaje? – Me pregunto retóricamente alegre.
- Es algo hermoso. Da gusto verlo.
- Bien la ciudad es mas tranquila que otras ciudades metropolitanas, pero tiene todas las tiendas que necesites, y muy bien surtidas. Es pequeña, pero muy pintoresca.
Me limite a asentir con la cabeza, y a seguir viendo por la ventanilla hasta que llegásemos. Mientras tenia la vista fija en la ventanilla, comencé a pensar en las preguntas que iba a hacerle para obtener el resto de la información que necesitaba. Ya había calculado el orden de las preguntas, y pensé en darme vuelta para hacerle una ahora, pero mis brazos no se movieron; mi cuerpo no respondía; Intente decir algo pero mi garganta no emitió sonido alguno, no podía hablar. Me quede ahí inmóvil, medio esperando a que se me pasara, respirando, parpadeando… Hasta que caí en la cuenta de lo que me ocurría. “No, no puede ser,” pensé, “hace tiempo que no me pasa, pensé que ya lo había controlado”. Sabia lo que se me venia ahora, mi respiración va a continuar decayendo, y mis ojos se van a quedar abiertos de par en par para que yo pueda ver eso que me va afectar. Parece que mi cuerpo ya se acostumbro a esto, que antes ocurría solo dormida, y que luego comenzó a tomarme por sorpresa despierta, dejándome tildada durante unos segundos… Mis ojos se abrieron, y pude ver la luna, en una fracción pequeña de lo que seria su cuarto menguante completo; Blanca y radiante como ninguna. Podía verla desde lo que parecía ser un bosque, entre las ramas negras de los árboles. Vi sombras acercarse y moverme rápidamente, y ellos acercándose, vi como se acercaban cada vez mas, hasta que solo pude enfrentarlos, vi la blancura de la luz lunar reflejando para mí, y vi aquello que los distinguía del color rojo de la sangre delatándolos…
Senna aparco el auto en lo que parecía ser un estacionamiento. – Llegamos – dijo con júbilo y alegría, al tiempo que se volteaba para verme.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Mar Mar 16, 2010 8:32 pm

Voltee la cabeza lentamente para verla a la cara. Pero su rostro feliz comenzó a transformarse en una mueca de preocupación cuando vio el mío. – ¿Luna te encuentras bien? ¿Te pasa algo? – Me dijo preocupándose cada vez más a causa de mi silencio.
- Estoy bien – Dije con un hilo de voz, segura de que me iba a escuchar – Lo siento, pero los viajes largos en auto me enferman. No te preocupes camino un poco y voy a estar mejor. – sonreí levemente para infundirle ánimos, después de todo no estaba por morirme, no ahora.
- Si te apetece podemos ir al hospital, se encuentra cerca… -
- No, no. No te preocupes Senna, me conozco, se me va a pasar cuanto salga del coche. Vamos. – La incité para que nos moviéramos, realmente necesitaba caminar.
- Bien, vamos. – quito los seguros y bajó del auto a toda prisa para ayudarme a salir, pero no era necesario, lo que menos necesito en este momento es que alguien me toque y produzca otra reacción en mi. Recuperando el control de mi misma abrí la puerta y me enderece una vez que estuve fuera.
- ¿Segura que estas bien? ¿No necesitas nada? – Parece que Senna todavía esta preocupada.
- Estoy bien, ves, ya se me pasó. Solo necesitaba aire puro. – Aspire hondo, y luego le mostré una sonrisa, esperado que ésta la calmara de una vez.
- Bien – Me dijo un tanto disconforme. – Ven, vayamos a que conozcas el lugar – me tomó de la mano y me condujo hacia fuera del estacionamiento prácticamente desolado.
Caminamos unos pocos metros por un ancho pasillo, que daba la sensación de estar caminando en una de las calles de la época victoriana. El camino se encontraba cubierto de piedras a modo de baldosas, y las paredes que nos rodeaban, de igual textura y apariencia que el suelo, se levantaban altas e imponentes, con diversas ventanas de variados tamaños en sus extremos más altos. Parecían antiguas, y dañadas, pero resistentes y firmes a la vez, dignas de ser recuadradas en una pintura o fotografía. Después de un breve lapso de caminata, comenzamos a ver fachadas que se erguían a nuestro lado y que aparentaban poco menos tiempo de construcción que las anteriores. En ellas se divisaban un pequeño aparador, y un letrero que le daba nombre y característica a cada comercio. Estos se extendían hasta donde no alcazaba a ver.
- He aquí el centro de la cuidad. ¿Qué te parece? – Dijo esto sonriendo, y mirando en espera de una respuesta, pero al ver que yo demoraba en darle alguna lógica, agrego – No te fíes de la fachada que muestran en el exterior; te aseguro que cada tienda aquí esta bien surtida, no solo en cuestión de precios, y sino también de calidad. -
- Es un lugar muy pintoresco – le dije a modo de disculpa, por no haber respondido antes, y por dudar que aquellos puestos, que ella aseguraba tener variedad, parecieran meras casitas o puestitos lugareños. – Que tal si recorremos un poco, me gustaría comprar unas cuantas baterías. – Y en efecto, unas cuantas muchas, porque las baterías no duran nada cuando se escucha MP3 todo el día. Es que, a falta de lectura que comprenda, es decir, traducido al español, no pensaba esforzarme intentándolo con algún libro de la biblioteca de la escuela.
- ¡Claro!, Vayamos por aquí, compramos las baterías y de regreso vemos las tiendas – Me dijo iniciando la marcha hacia el comercio.
Para ser un día sábado por la tarde, se veía bastante desolado el “centro”, salvo por algunos que otros viandantes que miraban y compraban por aquí y por allá; Para ellos parecía completamente normal. Pero yo vengo de Rosario, centro turístico medianamente importante, cuyo “centro” se podía ver siempre atestado de gente que iba y venia, y volvía a ir.
Paramos en una tienda, que a pesar de ser pequeña en muchos aspectos, tenía lo que buscaba, y cantidad de otras cosas que nunca había visto antes. Compre un gran número de baterías, y volvimos viendo tiendas como lo había propuesto anteriormente Senna. Decidí que mientras explorábamos aquellos aparadores era el mejor momento para sustraerle la información que quería de una manera discreta.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Arantxa
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 408
Edad : 25
Puntos : 397
Fecha de inscripción : 29/12/2008

MensajeTema: Re: Reborn ...   Mar Mar 16, 2010 8:37 pm

holas! veo que ya lo moviste cuando me fui a comer, pues nada, ya sabes como manejarte con el foro jeje ^o^

_________________
Image and video hosting by TinyPic
Volver arriba Ir abajo
http://literaturayouthfanta.forumn.org
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Reborn ...   Miér Mar 17, 2010 8:58 pm

- Y, ¿Qué se siente ser un guardián? – Tenia que comenzar con discreción – No me imagino como haces para manejarte en el colegio teniendo esa responsabilidad y estudiando. – Concluí simulando cara de fingida pesadumbres.
- Bueno, es un poco complicado, hay veces que me quedo dormida en clases. Je. Pero ya estoy acostumbrada, supongo que se debe al tiempo que llevamos en esto. – Me respondió con total naturalidad; Es obvio que no capto mis verdaderas intenciones.
- Que, ¿No eres la única?
- ¡Claro que no, me volvería mas loca de lo que estoy! Jeje. – Espere a que terminara de reírse de si misma para continuar escuchando su explicación. Al ver en mi cara una curiosidad inocente, aquella que no pretendía algo malo, descubrir posibles secretos, continúo relatando.- Somos dos guardianes diurnos y dos nocturnos. Creo que tú ya conoces a Alex, es el chico que se sienta contigo en clases. – Como olvidar esa cara de “Te voy a comer viva como no te alejes de aquí”. De modo que ese chico de cabello cano se llama Alex. Asentí respondiendo a su suposición. – Bien, el me acompaña en el día, y otros dos alumnos del turno nocturno se encargan de patrullar por la noche. – Dijo, como dando el tema por terminado.
Ahora me toca a mí.
- Senna, la verdad es que no comprendo la utilidad que tiene patrullar por la noche. Si tengo que ser sincera contigo, no creo que alguna vez haya habido pleitos entre ambos cursos. Claro, no conozco a los alumnos del otro turno, pero a juzgar por el aspecto de los de nuestro curso, puedo decirte que esos chicos no son capaces de tirarse entre si con una lapicera. – Bien, puedo decir que uno de mis defectos y virtudes es ser demasiado sincera con la gente, no transparente como el agua, pero no puedo evitar decir lo que pienso, sea esto bueno o malo.
Ella se limito a mirarme, pude ver como en su interior se debatía consigo misma por responder a mi pregunta con la verdad o no. Le mostré mi cara más amable y amigable, incitándola a confiar en mí. Ella pareció comprenderme, y luego de un segundo de duda, sonrío. Bien, ya la tengo.
- Bueno, la verdad es que no hubo peleas, si no acoso por parte de algunos de nuestros compañeros hacia los del otro curso.
- ¿Acoso? – Realmente no esperaba eso.
- Si, veras, algunos son incorregibles y se empeñan en intentar conquistar a los chicos. No quería decírtelo porque es muy vergonzoso realmente. – Se sincero conmigo, y bajo la cabeza, escondiendo la vista de mí en señal de vergüenza.
- Bueno, desde mi punto de vista eso es una estupidez, - mi mordaz sinceridad hace acto de presencia nuevamente – digo, rebajarse ante otra persona solo porque te parece “hermoso”, puff, me empalago de intentar imaginarlo. Pero no tienes porque avergonzarte por lo que hacen otros, son sus vidas, vos no te preocupes. – Hacia tiempo ya que no mantenía una conversación tan normal como esta, ni siquiera con mi familia. Antes era muy concurrida por mis amigas para escuchar sus penas y darles consejos; Que tiempos, era toda una persona.
- Puede, pero no es un tema muy simpático del que hablar. – Dijo queriendo concluir el tema de una buena vez, se veía martirizada por tener que hablar de eso.
- Si, es verdad. – No pretendo que se sienta incomoda, sino extraer información. – ¿Hay muchos boliches por aquí? – Pregunte cambiando de tema.
- ¿Boliches? – Me miro entre confundida y curiosa.
- Hem… ¿Dónde salen a bailar?
- ¡Ha! – Creo que me comprendió – Hay algunas fiestas, pero no por aquí, no un poco mas lejos. Podemos ir a una hoy por la noche si te apetece. – Me dijo muy alegre, como imaginándolo.
- No creo, estoy un poco cansada, todavía no me acostumbro al cambio de horario, pero con gusto otro fin de semana. – Le respondí dándole mi mejor sonrisa.
- Claro, cuando gustes.
Seguimos hablando durante todo el recorrido de regreso al auto. Realmente es una chica muy sincera, alegre como ninguna, se preocupa incluso por las personas que no conoce, y es muy responsable y leal. Una chica que no se encuentra con facilidad en el mundo, y que realmente se merece lo mejor del mismo. Por primera vez desde mi llegada a este aislado lugar, sentí que seria algo verdaderamente placentero vengarse de quien pudiera hacerla sufrir.
Nos mantuvimos en silencio al regreso en el auto. Debía seguir con mi farsa y decidí fingir estar dormida, alegando que eso me ayudaría a evitar un posible desvanecimiento a causa del viaje, como había ocurrido supuestamente anteriormente.
- Ya llegamos Luna – Me dijo calmadamente una vez que paramos en el aparcamiento.
- Bien- Le respondí a mi vez, imitando un desperesamiento típico de quien acaba de despertarse.
Cuando salimos del auto una brisa no muy suave, pero que tampoco llegaba a ser un viento febril, me impacto en el rostro como indicándome que se había terminado mi libertad, que debía volver a la realidad.
- Voy a mi cuarto, quiero guardar las baterías antes de perderlas – Le comunique a Senna una vez que estuvimos dentro del campus.
- Esta bien, nos vemos a la hora de la cena. ¡Adiós! – Y nos retiramos hacia puntos diferentes. Parecía que tomaba el camino que iba hacia el comedor; Supongo que tendría hambre.
El resto de la tarde la pase en mi habitación, escuchando música y dibujando. Aunque otra parte de mi cerebro planeaba la forma de cruzar aquella muralla para poder descubrir no solo el cenit de ese aroma me da vueltas en la cabeza desde entonces, sino también como eran aquellos alumnos, ya que eran realmente la causa por la que los guardianes vigilaban por la noche y el día; quería averiguar que rayos era lo que tenían de especial.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Reborn ...   Miér Mar 17, 2010 9:00 pm

La tarde paso lenta, y de no ser porque estaba ansiosa, me habría pasado desapercibida, como todas las tardes desde que aconteció aquel accidente. A la hora de la cena, nos sirvieron un delicioso pollo, supongo que seria a la manteca, junto con innumerables ensaladas, de todos los colores, y sabores que podían habérseme ocurrido. Me senté junto a Senna y comenzamos a hablar. Me sentí más liviana, como que flotaba, y volvía a ser una mas de esas tantas chicas normales. Fue muy lindo sentir eso.
Una vez que terminamos de comer, cada alumno tomo su camino y retiraron para prepararse para sus salidas. Yo por mi parte me fui a mi dormitorio, solo me quedaba esperar unas pocas horas para que por fin se hiciera perfecto para salir. La noche estaba perfecta, no hacia mucho viento, y la luna se veía oculta entre las nubes, dándome la oscuridad que tanto me gustaba y necesitaba. Senna me dijo que no sentía ganas de salir, por lo que debía tener cuidado, quizás estuviera dando vueltas por aquí. Cuando estuve segura que nadie mas saliera, me acerque a la ventana, la abrí con cuidado, y me encare con la oscuridad, aspirando su silencio, esa paz que tanto me gustaba; lo único que quedo intacto en mi persona, la oscuridad. Me coloque del lado de afuera y cerré la ventana parcialmente, tenia que volver antes de que amaneciera. Con la luz de la luna oculta tras un manto de nubes, solo me dedique a caminar sigilosamente sobre el tejado, sin necesidad de esconderme, nadie podría verme a esta altura y con esta escasa de luz. A menos que fuesen como yo, claro. Cuando llegue hasta donde terminaba el tejado, solo tuve que saltar hasta un árbol que se encontraba cerca, en el cual me quede no menos de veinte segundos, admirando la oscuridad que me rodeaba; es excitante. Pude haber descendido hasta el suelo, pero quería evitar encontrarme con alguien, no quise arriesgarme; además de que era divertido ir saltando de rama en rama. Pude sentirme libre allí, saltando, escalando, dejando a mi monstruo una poca de libertad, para que durmiera feliz por esta noche. Estaba feliz, como nunca, quería hacer esto todos los días en adelante, no correría ningún peligro, y calmaba mi necesidad de estar en otro lugar, de ser cruel; Calmaba esa odio que sentía por mi misma, y por aquel que me llevo a estar aquí. Ya casi llegaba al muro, de cuyo lado contrario se encontraba el objeto de esta osadía, de esta violación a las leyes. “Solo unos árboles mas” estaba pensando, “Solo tengo que…”; Cuando el viento me impacto en el rostro, “Que mierda... ¡Puaj! Ahí esta” Ahí estaba el repugnante olor, al estar tan cerca de su fuente, se potencio, y ahora no quería ni respirar. Fue tan fuerte el impacto que tuvo sobre mi, que me dejo aturdida por una momento, haciendo que perdiera el balance, casi logrando que cayera de no ser porque me aferre al tronco con uñas, haciendo que la madera crujiera bajo mis uñas. Me senté en la rama un momento, con la nariz aun tapada, para aclarar mi mente y recobrar el sentido. El ruido no fue lo suficiente fuerte como para alertar a alguien, y ahora lo que mas me importaba era que por esa maldita peste me había roto una uña. Me sentí furiosa, mis uñas son sagradas, y ahora tendría que cortármelas a todas para emparejarlas
- Uf, la recalcada conc… - Y el viento volvió a impactar en mi rostro, pero esta vez no fue el asqueroso aroma el que llamo mi atención, sino otro, uno como perfume, calido y dulce, era algo que anunciaba protección, y peligro – Hay, no. – Susurre, al tiempo que me daba vuelta para comprobar la presencia del perfume; estaba mis espaldas. Había algo detrás de mí, algo que me estuvo siguiendo todo este tiempo; ¿Pero como?, si yo venia saltando entre los árboles con el mismo sigilo con el que el lobo caza sus presas, ningún humano se hubiera percatado de mi presencia. “Mierda” pensé, “No es humano”. Y sentí como mi piel se erizaba, hasta que lo sentí, y solo pude hacer una cosa; Escaparme. Al sentir que se despegaba del suelo, salte del árbol y aterrice, no sin hacer ruido, en el pasto, incorporándome en el acto y echándome a correr con todas las fuerzas que tenía, sin voltear, esquivando a una velocidad casi de locos los árboles que se me atravesaban el mi carrera, pero enseguida comencé a sentir que mi velocidad no era suficiente, que estaba cada vez mas y mas cerca de mi, y que no tardaría mucho en alcanzarme y agarrarme por la espalda. “No te voy a dejar maldito” Pensé mientras me dirigía a un lugar del bosque un tanto mas abierto, con un pequeño circulo en el que no se encontraban árboles; No iba a dejar que me atrapara sin antes verle la cara, esa no seria yo. Llegamos al claro justo al momento que sentí su cercanía, y con un salto me separe dándome la vuelta para verle. Escuche como se detuvo a una distancia muy corta, y se quedaba quieto, esperando a que yo huyera supongo. – No – Susurre. El viento soplo a nuestro alrededor, haciendo que las nubes se moviesen, y dando lugar a que los rayos de luna iluminasen el lugar para mí. Me prepare, acomodando mis manos para atacar.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Miér Mar 17, 2010 9:01 pm

Lo que la escasa luz me revelo me dejo casi sin aliento, pero no por eso baje la guardia, sabia que solo era una fachada. Sabía que aquello no era ese joven alto, de pelo castaño y ojos miel que aparentaba. Estaba lista para defenderme, pero no se movía. Tenía la mirada fría, pero que mostraba una gama de sentimientos ocultos que no alcance clasificar. Parecía que estaba debatiéndose, dentro de si, algo que no comprendí. No se movió ni saco los ojos de los míos en ningún momento, y yo estaba haciendo lo mismo, no iba a dejar que me tome por sorpresa, no iba a darle ese gusto. O no planeaba hacerlo hasta que me fije en la ropa que estaba usando. Llevaba puesto el mismo uniforme que usan los chicos de mi curso, solo que de otro color. Era blanco. Y en su brazo tenia… Eso que había visto antes, por la tarde, cuando estábamos yendo con Senna al centro… - “…Aquello que los distinguía del color rojo de la sangre… Delatándolos…” – Era exactamente lo mismo que vi en la tarde. “¡Maldición! Me olvide de eso.” Mire la luna instintivamente. – Cuarto menguante – Y volví a ver el rostro del chico, que no se inmutaba por mi repentina aceleración, solo me miraba, Y solo se me ocurrió decir, otra vez, lo que pensaba – Un guardián. –
El muchacho ensancho levemente los ojos. Parece que tenia razón el era un guardián, como Senna, solo que debía de ser de la otra clase. Pero, ¿Qué estaba haciendo aquí? Si no planeaba hacer algo, entonces empezaría yo; Estaba a punto de hablar cuando sentí que unos pasos que se dirigían a gran velocidad en nuestra dirección. Estaba a punto de fabricar un diccionario de blasfemas, ya que estaba pensando que seria otro como el chico, y entonces si estaría en un verdadero problema, pero conforme se acerco comencé a distinguir una en el aire el perfume de una persona conocida.
- Mierda – Lo conocía, o más bien la conocía; Era Senna. Debió de haber escuchado el ruido que había echo al correr, y ahora venia para acá. Y eso no era bueno, con suerte si podía defenderme a mi misma, no tenía posibilidades de que nos salváramos las dos. Pensé en correr hacia ella, interceptarla, y advertirle, para que huyamos tan rápido como pudiéramos, aunque el podría alcanzarnos con facilidad… Pero peor seria quedarse aquí y facilitarle todo, y claro esta, mi orgullo es más importante. Arrastre mi pie hacia donde pretendía salir corriendo, pero parece que el tipo se dio cuenta, haciéndomelo notar en el cambio de su posición, inmutable todavía. “Este maldito desquiciado esta pensando perseguirme, y Senna se esta acercando mas” Estaba empezando a ponerme de los pelos, sentía cada parte de mi cuerpo enteramente concentrada en el chico, y toda mi mente descifrando como mierda iba a hacer para escaparme y no dejar a Senna atrás. Y lo que mas me irritaba es que yo era la única que estaba alterada por lo que ocurría, a el no se le movía un pelo. Ya, suficiente para mi paciencia, ya sabia lo que iba a hacer, solo espero que funcione.
Ambos movimos los ojos en la dirección por la que se acercaba Senna, cuando segundos después la vimos aparecer de entre los árboles; Su expresión era la de una persona completamente desesperada, con sus ojos abiertos de par en par, y con el miedo asomando en ellos. Cuando vi que planeaba avanzar hasta donde nos encontrábamos, solo me quedo saltar hacia ella; Pero no fui la única que se movió. En menos de un segundo mi carrera hacia Senna se vio interrumpida por el muchacho que se deliberadamente se inclino hacia mi, causando que yo retrocediera, un instinto de alejarme de él. Senna quedaba fuera de mi alcance, con el muchacho en una punta, y yo en la otra. “Estamos perdidas” fue lo ultimo que pensé, inclinándome ligeramente, dándole a conocer que no iba a dejar que me tocara sin antes pelear. El viento hizo acto de presencia, moviendo las nubes nuevamente, ocultando la luna detrás de una pequeña. Sus rayos ya no iluminaron para mí.


(Fin del capitulo dos)
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Reborn ...   Jue Mar 18, 2010 9:49 pm

Cap. 3 – El turno Nocturno

- ¡Senna no te muevas! ¡Aléjate de él! – Gritaba sin importarme lo mas mínimo estar demostrando mi verdadera naturaleza - ¡Corre y aléjate de aquí!
Pero no se movieron, ninguno de los dos se movió, y al contrario de lo que le había dicho, dio un paso hacia delante, con la intención de ponerse entre el medio de nosotros dos. Quise moverme hacia ella, pero con un solo intento de amague, el tipo se movía, y a mi solo me quedaba colocarme en la misma postura en la que estaba. Ella solo siguió avanzando con deliberada lentitud, levantando las manos como en señal de paz.
- Luna, tranquilízate. – Y siguió avanzando, y con cada paso que daba se acercaba más hacia él – No te preocupes, no pasa nada malo; Solo cálmate, ¿Si? Cálmate. – Decía suavemente mientras se iba ubicando en el centro.
- Por el amor al cielo, ¡Senna sal de aquí!, ¡vete! – Ya me estaba desquiciando, la chica estaba en peligro, ¡y no se daba cuenta!
- Ya Luna, cálmate de una buena vez, déjame explicarte.
- ¿Explicar? ¿Que quieres explicarme Senna? Date cuenta, sal de aquí, antes que sea tarde. – Juro que si escapo de esta voy a golpearla por hacer que me enfade tanto. – Eso no es normal, lo siento, confía en mí; Lo voy a distraer, pero tienes que correr. – Ya me estaba poniendo loca, porque no corría y ya le estaba diciendo más de lo que tenía que saber nadie.
- Luna, el es el guardián de la clase nocturna, es un estudiante mas, no tienes de que preocuparte, solo cálmate. Mira – y comenzó a retroceder a paso lento, acercándose mas al tipo. Quise avanzar, gritarle por la estupidez que estaba haciendo, pero ni bien moví la pierna ella hizo un gesto para que me detuviera, y el muchacho de atrás movió los ojos en mi dirección, vigilando que no volviera a hacerlo. Termino por ponerse a su lado, y yo ya la estaba dando por perdida, es mas, estaba pensando en salir corriendo y dejarla a su suerte, pero Senna comenzó a hablar – Él es Benjiro Kentaro, de la clase nocturna, esta aquí porque esta en turno. – Me explico pacíficamente. – No es más que otro alumno del colegio, ya puedes relajarte.
- No lo creo. – Susurre, mas para mi misma, no pretendía que ella lo escuchara. – No creo que solo sea otro alumno. – Eso si quería que lo escucharan. – Deja que te lo demuestre. – Se que estaba apunto de hacer una estupidez, pero quería mostrarle que no me equivocaba, que ella estaba mal, y que no debió haberse acercado al chico. Sentía que debía hacérselo saber, pero más sentía que era una forma de satisfacer mi propio orgullo, y saciar a la vez a este monstruo que me pedía destruirlo. Levante mi brazo a la altura del pecho, y estire mi mano, como si quisiera tocarlo. Senna no pareció entenderlo, pero el chico si. Una sonrisa de satisfacción apareció en mis labios, solo una sonrisa de suficiencia, y entonces ya es tarde, el monstruo en mi despertó, y no volvería a dormirse, no sin antes satisfacerlo; Y eso es lo que planeo hacer. – Hazte a un lado Senna –
- ¿Pero que…? – Dijo confusa. Me miro a mí, luego se volteo para ver al chico, y al parecer vio algo en sus ojos, algo que la hizo darse vuelta con el horror calado en su rostro, entendiendo que yo era la causa de ese algo. Mi sonrisa se acrecentaba más y más al saber lo que podía estar causando en el chico, lo que podría estar pasando por su mente en este mismo instante, y la ansiedad comenzó a hacer mecha en mí. Y Senna se percato de ello. – Luna, por favor, no hagas nada. Entiende que él es otro estudiante, por favor cálmate, acércate, y ve por ti misma que es un alumno mas.
- Muévete Senna. – Ya esta decidido. Vi como el chico se movía levemente hacia la izquierda, el ya sabia lo que yo pensaba hacer; Eso me daba un punto a favor, de haber sido una persona normal, ni siquiera llegaría a imaginar la razón por la que yo me encontraba en aquella posición. Sentí un golpe de ansiedad, y el monstruo en mi rugió – Ya, hazte a un lado.
- Luna, por favor, solo escúchame. Tienes que calmarte. Sea lo que sea, que tengas pensado hacer, debes olvidarlo. Mírame, - Y comenzó a caminar lentamente, acercándose a mi de a poco – confío en ti, y tu puedes confiar en mi. Soy tu miga, - Me dijo con una sonrisa - y no te engañaría, no haría que te arriesgues. Te lo puedo asegurar, él no es peligroso.
Algo de lo que dijo me hizo reaccionar. “Que demonios me pasa, a m nadie me maneja, solo yo misma” Baje el brazo. Rayos, estaba tan enojada por haberme dejado descontrolar de esa forma. “Por lo menos no paso a mayores, sino estarías corriendo ahora”; me respondí a mi misma. En ese momento Senna mostró una gran sonrisa de alivio y alegría, al ver que yo había desistido de lo que planeaba hacer. Se fue acercando a mí, creo que planeaba darme un abrazo o algo por el estilo, pero acercarse a mi solo iba a suponer un peligro para las dos. Hice lo único que se me ocurrió, debía salir de allí cuanto antes.
- Quédate ahí – Le dije, levantando la mano para frenar su avance, y ella paro efectivamente, mirándome con una cara de sorpresa que progresivamente fue transformándose en una mueca de preocupación y tristeza.
- ¿Luna te sucede algo? – Me dijo, ya preocupada y con la intención de avanzar hacia mi.
- No es eso, solo que quiero estar sola. No quiero que me estén buscando o molestando. – Me di vuelta para marcharme, pero no iba a irme sin antes dejar algo en claro, para ambos. – Yo no tengo amigos. –
Y me fui. Solo me aleje de aquel lugar.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Mar Jun 15, 2010 8:29 pm

Cuando llegaba al edificio del colegio, vi pasar cerca de mí al compañero de Senna, he… Alex, si Alex, que caminaba en lado opuesto al que yo iba, supongo que con el objetivo de buscar a su compañera. La cara de pocos amigos que me dedico, solo sirvió para avivar mi deseo de deshacerme de todo el odio contenido que llevaba dentro de mí. Lo mire a mi vez, destilando todo el odio del que fui capaz, y pude ver que alzaba levemente las cejas, que podía percibir la menaza que provenía de mis ojos, pero solo pude ver que sonreía con malicia.
En cuanto llegue a la altura del instituto solo seguí caminando, con la furia que llevaba dentro irme a dormir no era lo más sensato. Una vez que pase el colegio, y que sabía que estaba fuera de la vista de cualquier persona, o lo que fuere, solo salte a la rama del árbol más cercano, necesitaba gastar esta energía cuanto antes, sin necesidad de dañar a nadie en el proceso. Fui saltando de rama en rama, en un momento me di cuenta de que había pasado por encima del muro que marcaba el limite del colegio, pero poco me importo, tenia que poner distancia antes de hacer algo de lo que quizás pudiera arrepentirme. Quizás. En un momento comenzó a amanecer, pero mis ansias todavía estaban intactas, y realmente no me apetecía volver. El bosque comenzó a brillar con la salida del sol, y con él también los pájaros, y todos los insectos y seres vivos que allí habitaban. “Es hermoso” esta vista me daba la paz que necesitaba, la tranquilidad, y el aire limpio que limpiaba mi alma de lo impuro que había ocurrido por la noche. Me recosté en una rama, y cerré los ojos para absorber lo que me rodeaba. Y creo que absorbí tanto que me quede dormida, porque cuando me levante estaba perdida hasta que recordé todo, y me entraron ganas de irme a dormir a mi cómoda cama, por lo que me encamine, con mucho pesar hacia mi cuarto, sorteando las ramas que se me atravesaban, hasta que legue a la ultima, el ultimo árbol, y tuve que descender al suelo. Solo me quedo caminar hasta el colegio, subir las escaleras, y abrir la puerta del cuarto, donde me tire en mi cama y no me levante hasta que la luna volvió a hacer presencia en el cielo.
Mientras dormía tuve la sensación de que me observaban, pero lo más probable era que sintiese eso por el sueño que estaba teniendo, del que ahora no recuerdo nada. Tenía los ojos abiertos, pero no se me antojaba levantarme, parecía que hubiera estado bailando toda la noche, y se que ni así estaría tan desganada como lo estaba ahora. Me quede mirando el techo por un lapso de tiempo incalculable, hasta que me urgió realmente ir al baño. Mi cabeza estaba vacía, no quería pensar en nada, y menos aun en lo de ayer. No quería mezclarme con ninguno de ellos, ni con los alumnos de mi clase, ni con Senna, Alex, y mucho menos con los de la clase nocturna; Pero yo sabía muy bien que eso no era posible. Sabía que había algo en todo el colegio que no era del todo normal, y lo digo yo, la más indicada para hablar de cosas que no son normales. Por alguna razón los alumnos del turno de noche no querían que nosotros, los del turno contrario, nos acerquemos a ellos, y ahora las razones que me había expuesto Senna no tenían sentido para mi.
-¡Deja de pensar en eso!- Me golpee la cabeza con el dorso de la muñeca, en un intento de apartar aquel tema de mi mente. Yo no vine a esta escuela para descubrir misterios, hacer amigos, ni mucho menos enemigos que compliquen mi existencia en este lugar. Tengo que apartarme de líos, tengo cosas más importantes en las que preocuparme. Me aleje del baño, no volvería a entrar de no ser sumamente necesario, aquel lugar me hacia pensar, y eso es lo que menos necesito.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Mar Jun 15, 2010 8:30 pm

Al día siguiente, el lunes, me levante temprano para asearme y arreglarme, no había vuelto a entrar al baño antes porque no quería soñar nada extraño. Baje a desayunar, el día de ayer no había comido nada, tenia que compensarlo, además tenia que recuperar las fuerzas que había gastado. Fue como lo espere, me comí todo, y yo sola. Senna no apareció por ningún lado. Sentí un poco de culpa, después de todo, ella había sido la primera y la única con valor para acercarse a mí, e intentar ser mi amiga. Pero fue lo mejor, no solo mí, sino para ella también, es una chica buena y no merece sufrir por mi causa. Una causa perdida. Baje diez minutos antes de que tocara la campana de entrada, el tiempo exacto para no llegar tarde, ni temprano, ni soñándolo.
Baje las escaleras con desgana, muy despacio, para no llegar temprano, no había razón para apurarse. Pude ver que algunos alumnos estaban sentados leyendo, estudiando, mirando el cielo, hablando, y otros caminando. ¿Qué pensarían si supieran lo que soy? ¿Me temerían, me echarían? ¿Y que pasaría si supieran que ese chico, el de la otra clase…? – Maldición, ¿Cómo era que se llamaba? – Estaba tratando de hacer memoria, cosa para la que soy muy mala. – Hay… Era… Kentaro… ¿Benjamin?... Ben… - No soy una experta en nombres occidentales, y mi memoria es pésima, por lo que realmente trate de concentrarme. “Ben…”
- ¡Mira eso!
- ¡Oh por Dios! ¿Qué hacen aquí?
- Hacia tiempo que no aparecían…
- ¿Estará pasando algo?
- ¡¡Espero que si!!
De un momento para otro, las chicas comenzaron a ponerse felices sobre manera, muy alegres. Algunas gritaban, otras se sonrojaban, y fue cuando comencé a asustarme. “Maldición, debe de estar dándoles una especie de aftinencia hacia el sexo opuesto, o algo por el estilo” Realmente daba miedo ver como comenzaban a amontonarse, pero mas miedo me dio cuando una de ellas dijo “Es Benjiro-Sama”.
- Benjiro – Me di vuelta rogando que no fuera verdad, que todavía estaba en mi cama, que era una pesadilla, o por lo menos que se hiciera de noche. Pero no tengo tanta suerte, y la vida no me daría ese gusto. Y no me lo dio; Era peor de lo que pensaba. Aproximadamente cinco trajes blancos, dos de ellos con distintivos rojos, se acercaban a paso lento. Mi instinto me decía que huyera, que era lo mejor, pero mi orgullo me decía exactamente todo lo contrario, que vaya y le arranque la cabeza a aquel chico, a Benjiro, así solo me quede esperar la muerte después de ello. Exactamente en ese instante me miro, ya me había encontrado. Las ganas que sentí de ir a golpearlo fueron indescriptibles, pero fueron amenas comparadas con las ganas que tenia de tener a ese ser que siempre me protegió, justo ahora; De abrazarlo y esconder mi rostro en su pecho, y sentir que esta conmigo, y que no va a dejar que nada me pase. – No esta. Nadie esta – Sentí deseos de llorar, pero en vez de eso, solo pude emitir un ira asesina, que le transmití a Benjiro cuando lo mire a los ojos. Ojos de color bronce líquido. Me di media vuelta para marcharme, tenia que alejarme, pero mi suerte tenia que seguir empeorando; Cuando me voltee, me choque con Alex, quien me miro con una cara que me debería de haber espantado, pero que solo sirvió para acrecentar mi furia. Intente hacerme a un lado, pero todavía había mas, Senna estaba a su lado.
- Hola Luna, ¿Cómo estas? – En su saludo no había un ápice de falsedad, o ira, ni sarcasmo, nada; Solo dulzura y preocupación sincera.
- Hola Senna. Bien, gracias por preguntar. – Tuve que bajar la mirada, me sentí tan mal por lo que le dije que no podía mirarla. “Mis emociones se están saliendo de mi control. Y no puedo dejar que eso pase” – Discúlpame, tengo que irme. – “Tengo que salir de aquí”.
- Luna, ¡Espera! – Me dijo mientras observaba que me alejaba.
- Discúlpame, pero tengo que irme, después hablamos. – Le grite mientras me alejaba, con paso rápido. No sabia quienes eran esos que acompañaban a Benjiro, tampoco sabia que era lo que estaban haciendo aquí, a estas horas. No se que demonios hacen aquí, ahora, si al parecer, hacia tiempo que no aparecían. Y no se que mierda hacen acá, ahora, de día, si no tiene clases, no es su turno de guardia, y se quejan de que sufren los acosos de nuestra clase.
Sonó el timbre, y fui corriendo a clase. Fue un verdadero placer ver la cara del profesor que trato de humillarme el primer día, sorprendido de que yo fuera la primera, y la única que estaba en el aula al entrar.
- ¿Qué es lo que pasa aquí? – Dijo entre asombrado y furioso. Bueno, más furioso que otra cosa. - ¿Dónde están mis alumnos? – Miro hacia su alrededor, y luego me miro a mi. “OH, OH” - ¿Dónde están tus compañeros señorita Holm-San? – “Wow, esta que hecha fuego por los ojos”
- Lo siento mucho señor Uchiha-Sama, no tengo idea de donde puedan estar mis compañeros de clase. – En realidad tenía un leve presentimiento de donde podían llegar a estar, pero preferí guardarla para mi misma, es divertido ver al profesor en ese plan. – Cuando no vi a nadie fuera creí que estaban aquí, pero me equivoque. – Parece que la inocencia que destilaban mis palabras acrecentó su rabieta; Su cara estaba tomando un bello color morado.
- Tú, - Dijo señalándome – te quedas aquí, en caso de que a tus compañeros se les ocurra presentarse. Alguien debe informarles que están castigados. Voy a hablar con el director. – Y se marcho, dejándome toda el aula para mi solita.
Sola. Otra vez sola. Me levante de mi asiento, y fui hacia la ventana. “Es una suerte que me guste mucho estar sola”. Sola. De ahora en más pasaría toda mi vida sola. “No hay problema” Me dije a mi misma, después de todo, me gusta. Soy la única persona que necesito y en la que puedo confiar. Yo misma. Solo yo. Sola.
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Mar Jun 15, 2010 8:31 pm

- Vamos todos adentro, el director esta muy enojado. – Cuando me di vuelta, la puerta se había abierto y Senna y Alex hacían entrar a todos los estudiantes de turno al aula. – En unos minutos más vendrá el profesor acompañado con el director para hablarnos acerca de lo que paso hoy. – Vociferaba mientras entraban en una fila india, y se acomodaban en sus lugares. Mientras avanzaban, miro en mi dirección, y algo de lo que vio debe de haberla preocupado, lo vi en sus ojos. Yo solo me fui a mi lugar, no quería problemas.
¡Ringggg! La tortura había terminado; Digo las clases. El profesor se puso como loco, y el director, una persona tranquila, relajada, inconsciente talvez, solo se limito a satisfacer el deseo del profesor; Castigarlos a todos con horas extras durante dos semanas. Al juzgar por lo que escuche de unos chicos que cotilleaban, el director es el padre del Alex, el compañero de Senna, y es extraño porque no tiene ni pizca de parecido, son como dos gotas de agua completamente diferentes. En fin, ahora solo quería encerrarme en mi cuarto y no salir hasta la hora de la comida.
- ¡Luna! ¡Luna, espera!- Cuanto voltee vi a Senna corriendo en mi dirección. Lo más sensato abría sido alejarme, hacer de cuenta que no la había escuchado, que no existía, pero le debía una explicación, se la había prometido. Pare y espere que llegara hasta donde yo estaba. – Gracias por esperar. – Dijo cuando me alcanzo. Otra vez, su sinceridad era un tanto abrumadora.
- ¿Qué es lo que pasa Senna? – Realmente quería saber que era lo que pensaba, porque insistía tanto en ser así conmigo. - ¿Por qué no me rehúyes como todos, aun cuando te trato mal, cuando te ignoro? ¿Por qué haces eso? – Aparentemente mi pregunta la sorprendió, era obvio que no se esperaba eso. Pero la sorpresa se transformo en tristeza, no solo por mí, sino por ella, y no tenia ganas de pelear cuando de repente me abrazo, solo deje caer mis brazos.
- Por que es lo que hacen las amigas. – Y antes de que pudiera decir nada, agrego – Y se bien lo que es tener a la familia lejos de una, Luna se eso hace mucho tiempo ya.
Me quede helada. “Es por eso”. El viento comenzó a soplar un poco más fuerte, y a pesar de veía pasar compañeros a nuestro lado, no pude moverme. Mi corazón ya no funcionaba, hace tiempo, y estaba acostumbrada, pero ahora era como sentir un hueco en donde tendría que estar, un agujero negro, un vacío que crecía más y más, como si estuviera tratando de llevarse todo dentro de mi, no dejar nada. Un cascaron, vacío y frágil. Comencé a apretar los puños y los dientes, y ella se dio cuenta; Por lo que me echo para atrás, para ver lo que me ocurría.
- Luna, ¿Te encuentras bien? – Vi por el rabillo del ojo que estaba tratando de ver mi rostro, trate de ocultarlo detrás de mi flequillo, como si de una cortina se tratase, pero eso no servia para esconder las malditas lagrimas que pugnaban, ansiosas, por salir como antes.
- Lo siento; No lo sabia, y tampoco lo imagine. – Quería hacerlo rápido, pero cuando se trataba de expresarme, las palabras se me atoran en la garganta y me ahogo con ellas. Y mi orgullo no ayudaba para nada, quería seguir reafirmándose, tomando el control de todo como antes, como siempre. – Pero no por eso tienes que esforzarte tanto conmigo. No merece la pena que sigas insistiendo, porque ya lo supere. No quiero que sigas insistiendo, y créeme cuando te digo que soy un caso perdido, y que es mejor para ti si no tienes relación alguna conmigo. - Veía que ella no quería soltarme, que no creía nada de lo que le estaba diciendo. “Mierda. ¡Que carajo tengo que hacer para que me crea!... ¡¿Matarla?!” Y un escalofrío me recorrió la piel, de una punta a la otra, de arriba abajo.
- Luna, quiero ser tu amiga. Veo que tu si eres distinta a todos las chicas del colegio. Que tienes algo especial, y que eres buena, a pesar de mostrar al mundo lo contrario. – Me decía, alegre, esperando que yo reaccione de la misma manera que ella.
- ¿“Especial”?… ¿”Buena”? – Sonreí para mis adentros. Iba a tener que mostrarle cuan especial era, para que me creyese y se alejase de mí como una niña buena. Levante mi rostro y la mire directamente a los ojos, mostrándole mi realidad, mi verdad, lo inhumana que podía ser. Y sus ojos fueron directamente a lo míos – Soy un monstruo.
Y entonces lo vi, como el asombro, y el terror se apoderaban de sus ojos, fundiéndose.
- Ahora lo ves. No espero que lo entiendas, ni que me aceptes. Tampoco voy a hacerte daño a ti ni a nadie, no es lo que busco, solo quiero terminar al colegio y marcharme.
- Luna… ¿Qué…? ¿Que le…? ¿Qué es…? – Se veía tan asombrada, podía ver el miedo, pero no era ese miedo que espera causar en ella. – Tus… Tus ojos… – Una ráfaga de viento se levanto de repente, azotando contra nosotras, que nos quedamos quietas a la espera de que cese, y contra los otros alumnos, que corrían, presintiendo que se avecinaba una tormenta. Pero el viento no paro.
- ¿Qué demonios…? ¿Qué mierda pasa? – Me separe una poco de Senna, y me puse delante de ella, para ver que era lo que causaba tanto viento. Nuestros compañeros habían regresa a sus cuartos, para refugiarse, y parecíamos ser las únicas en el exterior del edificio en este momento.
- Es una tormenta Luna, vamos a dentro. Ven – Me tomo del brazo para que le siguiera, pero había algo extraño en su mirada; la estaba escondiendo de mí. Pareció como asustada, alarmada repentinamente. Pero al ver que no me movía, solo comenzó a tirar de mi brazo más fuerte, con más urgencia. – Vamos Luna, entremos.
- Ve tú, yo me quedo. No le tengo miedo a las tormentas. – “Esto no es una tormenta”
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Oo0*S@R!N*0oO
aprendiz de mago
aprendiz de mago
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 52
Edad : 26
Localización : Argentina
Empleo /Ocio : Leer y Dibujar! =)
Puntos : 78
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Reborn ...   Mar Jun 15, 2010 8:36 pm

- Pero Luna, el viento es muy fuerte, se avecina una tormenta grande, vayamos a dentro, es muy peligroso quedarse aquí fuera. - Esta vez me miro a los ojos y pude ver pánico, un miedo incontenible, ese era el miedo que debía de haberle causado mi revelación.
- Ya Senna, vete, entra y ponte a salvo. Yo me voy a quedar aquí. – “Quiero averiguar que esta causando esto”. Ya estaba preparada, había recuperado las fuerzas por completo, y no pensaba huir. Mire a Senna, esperando que se marchara, pero no se movió un milímetro. Estaba pálida, realmente parecía estar asustada, pero de ser así, no comprendí el porque se quedaba aquí. – Esta bien, no te vayas sino quieres; Pero no te metas. – Estaba segura de que entendió a la perfección lo que ele dije, por lo que no se movió de su lugar.
Lo único que hice fue quedarme para, a la espera de que se acercara, o acercaran, en cualquier caso, no pensaba ser la primera en atacar. El viento se incremento mas, el cielo se nublo por completo, y nosotras parecíamos ser las únicas en el patio; Aunque sabia que no era verdad.
- Solo inténtalo – murmure muy bajo, a sabiendas de que me escucharía bien.
… Y el viento ceso. Así, de la nada, solo se detuvo, y las nubles que ocultaban el crepúsculo comenzaron a trasladarse, para dar lugar a un cielo despejado. Escuche como comenzaban a abrirse las ventanas, y se hacían oír gemidos de exclamación y tranquilidad, conforme veían que las nubes que prometían una tormenta atroz, se alejaban paulatinamente al compás de la brisa.
“No te voy a dar el gusto”; Intente ponerme en marcha para encaminarme hacia el bosque, pero algo me detuvo violentamente del brazo, “Huy, Senna”
- Ya paso todo, puedes entrar si quieres – “Necesito ir para el bosque”
- ¿Estas bromeando? No puedo, tengo cosas que hacer, pero tú ya puedes ir dentro.
- Bueno, es que no quiero ahora mismo, porque qui…
- Es que tienes que ir, aunque no quieras. – Algo en mi cara le sugirió que se explicara inmediatamente, antes de que le saltara a la yugular. – Es que, ya es la hora. – Me señalo su reloj. - El toque de queda.
- ¿Es por eso? Senna, realmente me urge ir al bosque. ¿No puedes hacer como que no me ves? – Le acababa de confiar un secreto tremendamente oculto y ¿ella no iba a ser capaz de dejarme ir al bosque por unos míseros minutos?
- Lo siento mucho Luna, pero es mi responsabilidad y la seguridad de todos los estudiantes esta antes que nada. – “No puede estar…” – Además, el toque es valido todos los días de lunes a viernes, y para todos lo estudiantes que no son Guardianes por igual.
- Hay, Senna, pero si tu ya sabes que yo me puedo cuidar muy bien sola.
- Si, lo se, pero… - Dejo de hablar cuando vio que su compañero se acercaba. – Después continuamos, ahora solo preocúpate por ir dentro y hacer los deberes.
- Pero Senna… - Estaba por replicarle, pero la presencia de su compañero arruinaba toda oportunidad que pudiera tener de convencerla. Se detuvo una vez que estuvo cerca, y miro a Senna, para luego enfocar su mirada glacial sobre mí.
- ¿Hay algún problema Senna? – Pregunto mientras me observaba. Era la primera vez que escuchaba su voz, que lo escuchaba hablar; Tenía una voz que fijaba entre la rudeza de un hombre, frío y tenaz como aparentaba ser, pero a la vez, algo aniñada, como la de una persona que oculta algo en su interior.
- No Alex, todo esta bien. Hablaba con Luna del clima. – La sonrisa que hizo a continuación me hizo reflexionar gravemente sobre el hecho de un posible trastorno en su mente. – Mañana seguimos, ¿si? Nos vemos mañana. ¿Vamos Alex? – El chico la miro como si le faltaran unos caramelos en el frasco, pero la siguió. “Ya veo quien lleva los pantalones en este trabajo” – Adiós – Me dijo, y se marcharon. Ya veo que no puedo hacer más que volver a mi cuarto, ella conoce mi secreto y aun así me dijo con determinación que no podía salir. En cierta forma admiro el valor. Y la honestidad.
- Lo mejor que puedo hacer después de lo de hoy y ayer, es dormir todo el día. – Estaba pensando en eso, pero me vino a la mente lo que habían dicho ese chicas antes, por la mañana cuando habían aparecido los alumnos del otro curso “Hacia tiempo que no aparecían…”. Y si eso era cierto, ¿Por qué volvieron? – Quizás… Tengo algo que ver… - Después de todo, quizás estén planeando venir por mí al ver que puedo ser una amenaza. Bueno, que lo soy. – ¡Basta! – Ya no tengo que meterme en esas cosas, me van a complicar la vida. Quiero dejar de pensarlo, pero otra parte de mi mente se reusa, y recostarme no va a ayudar a despejarme; Pero… - Nada mas puedo hacer. – Me dije a mi misma ya frente a mi puerta. Estaba abriendo, cuando me golpeo de lleno en el rostro el aroma, que ahora provenía del interior de mi cuarto. Ese repugnante aroma que me metió en problemas la vez anterior, y que ahora estaba dentro de mi… - ¡Mierda!
Volver arriba Ir abajo
http://dibujosbysarin.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Reborn ...   

Volver arriba Ir abajo
 
Reborn ...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ruling Monster Reborn y Call =P
» Que cartas usar en vez de Solemn Judgment y Monster Reborn?
» bebes Reborn
» Katekyo Hitman Reborn X Generation nueva temporada [Falsa]
» algien me ayuda a bajar katekyo hitman reborn la serie completa?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
*-Literatura Youth Fantasy-* :: LITERATURA JUVENIL FANTÁSTICA :: Manuscritos L.Y.F-
Cambiar a: