*-Literatura Youth Fantasy-*

Foro destinado a los lectores de nuestro blog de literatura juvenil donde debatiremos sobre nuestro género favorito, y compartiremos opiniones de los libros que más nos gustan.
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  BlogBlog  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Blog dedicado a la campaña por los nuevos autores http://descubriendonuevosautores.blogspot.com/

Comparte | 
 

 Melodias de la Sangre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Maialen
Humano
Humano


Cantidad de envíos : 9
Edad : 30
Puntos : 18
Fecha de inscripción : 13/06/2010

MensajeTema: Melodias de la Sangre   Dom Jun 13, 2010 2:40 pm

Hola a tod@s, vengo por recomendación de Arantxa a dejaros un buen sabor de boca (o eso espero) con el primer capítulo de mi último proyecto.
Si os interesa leer mas, todo el mundo es bienvenido, hoy que el blog cumple una semana, mas aun Smile

http://melodiasdelasangre.blogspot.com

La portada aún esta pendiente, así que os dejo una bonita imagen que me hicieron.



Sinopsis;

Meryl, una chica normal con problemas económicos repentinamente acaba participando en un experimento de Criogenización a cargo de los Estados. Algo que podría haber cambiado el destino de la humanidad, pues repentinamente, los vampiros, que permanecian escondidos se han sublevado y piensan dominar el mundo con mano de hierro El problema es que el unico arma factible es biológica y mataría todo ser sobre la faz de la tierra...

Cuando Meryl despierta, no solo ha transcurrido la semana que debería haber pasado dormida. El mundo ha cambiado y ella esta perdida, los Vampiros dominan todo y los humanos son meras piezas de su juego, sus esclavos. Acabará capturada en su primer día y vendida al hombre mas poderoso de la zona, para su suerte no es un mal tipo... pero el también tiene que alimentarse.

Capítulo I. Apocalipsis, Primera parte;

El laboratorio estaba rebosante de maquinas de última generación, maquinas que nadie sospechaba siquiera de que existiesen. La población al completo era ajena a lo que ocurría realmente, un acontecimiento importante que sin duda, habría quedado impreso en la historia de la humanidad, de haber dado tiempo a descubrirlo antes del Apocalipsis.

En una sala redonda y basta, en la que las paredes eran enormes pantallas de ordenador, un grupo de científicos de todas las edades miraban las fotos y datos que aparecían. Uno de ellos, Mark Collins, se limpiaba el sudor con cansancio y se ajustaba la bata de un blanco puro.

-Revísalo otra vez. –ordenó el hombre a uno de los ayudantes agarrándole del hombro-. Las veces que hagan falta. Estos resultados son completamente imposibles.
-Pero señor, ya lo hemos hecho más de siete veces y el resultado es el mismo. –confesó el joven nervioso.

Mark comenzó a caminar de un extremo a otro, pisando con fuerza el suelo de un gris brillante que devolvía los reflejos. Nervioso, porque tendría que presentarse ante el consejo de estados para el que trabajaba. Un consejo en el que participaban Europa y Estados Unidos en conjunto.
Mark sabía que ya habían dado órdenes en varios países para armar a los ejercitos dado el caso, y el proyecto en el que trabajaba con tanto fervor podría ser la clave para todo. Pero los resultados eran pobres y no los aceptarían.

-Señor, la sala está preparada. –avisó un soldado entrando por la puerta-. Le esperan.

Mark maldijo mentalmente al tiempo y a todo ser vivo mientras salía tras él. Atravesaron un corredor pobre en decoración, de hormigón armado y con inscripciones en las pareces con el nombre de la base militar y el numero del proyecto que llevaban a cabo. Llegó a la puerta de la sala en la que se personarían los jefes de estado de los países involucrados, abrió dando gracias a dios de que solo eran hologramas y no personas reales, porque en el fondo siempre fue un hombre cobarde.

Vio la tribuna a escasos metros de su persona, caminó con lentitud al mismo tiempo que observaba las mesas abarrotadas de hologramas, tan reales como su propio reflejo en el espejo. Era una sala inmensa, llena de mesas con el nombre y la bandera de su respectivo país.
Antes de hablar preparó su hoja de informes y ajusto el micrófono lo suficientemente cerca como para que sonase sin interferencias.

-Tras la prueba del mes pasado, hemos buscado en la base de datos de las poblaciones de todo el planeta. Los resultados no son los esperados. –hizo una pausa mientras veía a gran parte del público frunciendo el ceño-. Sólo cuatro individuos llegan a ser aptos para el proyecto. De los que tres seguramente deberíamos descartar; Uno por su elevada edad, otro por embarazo y el tercero por ser un niño demasiado joven.


-¿Y el cuarto? –se alzó una voz desde las filas de atrás.
-El cuarto es una joven, sin experiencia alguna. Una simple ciudadana que ni siquiera tiene un familiar militar y que podría poner el proyecto en peligro…
-Si es la única apta tendremos que conformarnos. –contestó con serenidad el representante de Francia.

Mark observó a los presentes, la gran mayoría asentía con la cabeza y él pensaba lo imbéciles que podían llegar a ser, su gran proyecto de criogenización en manos de una joven de apenas veinte años era algo que no cabía en su privilegiada mente. Alguien que no tenía ni una carrera universitaria y que trabajaba en una pobre librería en un barrio de mala muerte. Su gran problema era sin duda, que ellos pagaban, así que para su desgracia, tenían la última palabra.

-Se votará, tal como dice el protocolo.

Como pensaba, todos estaban de acuerdo, pero también estaban sus pellejos en peligro, así que Mark no se llevó una gran sorpresa. Era evidente que primero pensaban en sí mismos.

-Me ocupare de todo, en unos diez días daré un ultimo informe con los nuevos datos recogidos.

Salió sin mirar atrás, mientras el murmullo se alzaba apuñalándole la espalda. Toda su vida se había volcado en la criogenización. Poder congelar un cuerpo durante décadas, durante una eternidad… Pero todo se había truncado en el mismo momento en el que se había descubierto una especie de seres malvados que amenazaban la vida sobre la tierra, ¿Su definición? Vampiros.
No sabían cual era el propósito de estos seres a ciencia cierta, pero los ataques ya eran a escala mundial. Todo intento de paz había sido desechado, ellos no querían negociar, querían reinar sobre los mortales. Y para estos últimos la esperanza era escasa, todo habían intentado por purgar su existencia sin éxito, las balas les atravesaban sin matarlos, su regeneración era completamente increíble y su fuerza no tenia igual.
Inmediatamente se había creado el consejo en un estricto secreto, su misión; tomar una decisión. Y allí estaba Mark, con su magnifico estudio que llevaban vigilando más de tres décadas. No podían defenderse de aquellas bestias sin acabar con toda la humanidad. Pues su única arma eficaz mataría todo ser sobre la faz de la tierra, así que su última esperanza fue puesta en un científico medio loco que estaba obsesionado con su investigación. La investigación más brillante que jamás hubiese existido ahora estaba en manos de una muchacha que ni imaginaba el futuro que le esperaba.

A varios Kilómetros del laboratorio, en el centro Auckland, Nueva Zelanda, vivía Meryl, una joven de carácter aparentemente fuerte con una gran desconfianza en si misma que se ocupaba día tras día de su madre y hermano menor. Su padre, un alcohólico sin posibilidad de rehabilitación se había marchado para no volver jamás. Y aun que aquello fue un soplo de aire en sus vidas, económicamente fue desastroso. Encontró un trabajo en una antigua librería, propiedad de su anciana vecina.
No tuvo más remedio que ocuparse ella de todo a su corta edad, pero no era ningún problema en su opinión, porque al fin y al cabo ellos eran lo que mas quería en el mundo.
Sin embargo, Meryl no se podía imaginar el desastre que estaba punto de caer no solo sobre ella, si no sobre toda la humanidad.

El día amaneció nublado y como de costumbre lleno de humedad. Meryl no había dormido bien aquella noche, las pesadillas habían sido continuadas y no pudo descansar mas de dos horas seguidas.

-¿Cariño, recoges tú hoy a George?
-Si, claro mamá. –contestó sonriente-. ¿Llegarás tarde?
-Tengo doble turno en el hospital, este mes vamos muy justos.
-Ya veo.

Se fue a trabajar pensativa, había meses en que las deudas de su padre las ahogaban, y la hipoteca de la casa era lo primero que debían pagar. Más o menos se las iban arreglando entre las dos, pero los dobles turnos de enfermera solo destrozaban la salud de una madre a la que adoraba profundamente. También estaba el pequeño George, de tan solo catorce años, estaba creciendo y aun que fuese un chico que comprendía la situación y no pedía nada, ambas se desvivían por darle todo lo que podían.

La mañana marchaba tranquila, poca clientela en un barrio escondido y una paz que agradecía profundamente, tenía muchas cosas en las que pensar, la primera; buscar un segundo trabajo.

-¿Meryl Smith? –preguntó un hombre uniformado nada mas entrar en la tienda.

Creyendo que se traba de otro acreedor a quien debían dinero, comenzó a empalidecer y ponerse nerviosa, contestó con un tímido sí.

-¿Qué… qué quiere?
-Necesito que me acompañe señorita.
-¿Dónde? Mire, si es por un asunto de dinero…
-No es eso. –dijo otro hombre uniéndose a la conversación-. Necesitamos que nos acompañe, créanos que será beneficioso para usted y su familia.
-No puedo simplemente irme con dos desconocidos.
-Tenemos órdenes de llevarla, es su elección la forma de hacerlo.

Antes de que pudiese decir nada, se vio dentro de un furgón negro, de cristales teñidos y con ambos hombres a los lados. Nerviosa y sin posibilidad de huir se sintió pequeña en su asiento.
Fue una larga hora de viaje, estaban a las afueras, en un lugar donde si sabia lo que había; la base Militar. El paso por aquellos parajes estaba prohibido para los ciudadanos.

-Adelante, -pidió uno de los hombres abriendo la puerta.

Meryl cruzo y vio una horda de jóvenes uniformados corriendo en pequeños grupos de un lado hacia otro. El edificio era inmenso, jamás lo había visto porque ni reporteros tenían permiso de acceso a las cercanías, y de nuevo comenzó a ponerse nerviosa, preguntándose que diantres pintaba ella en un lugar como aquél.

-Espere aquí un momento, vendrá alguien a informarla de todo.
-Si…

La introdujeron en una sala basta y de color blanco. En el centro, donde se había sentado estaba una gran mesa alargada repleta de sillas negras y acolchadas.
Unos minutos después la puerta se abrió y Mark entró por ella, no sin esconder una mueca de asco al verla. Dejó un informe sobre la mesa y se acomodo las gafas redondas con aire intelectual sin sentarse.

-No me voy a andar con rodeos, -comenzó- te vamos a ofrecer un trato. Necesitamos que colabores en un experimento que no causará ninguna clase de daño en tu cuerpo, ni físico ni mental. –cogió aire y siguió sin dar oportunidad a Meryl de hablar-. A cambio, si aceptas, no volverás a tener un solo problema monetario.
-Lo siento pero… no entiendo muy bien a que se refiere.
-Veamos, -suspiró- te lo explicare de manera que alguien de tu… intelecto lo pueda comprender. Estamos haciendo un estudio, simplemente tendrás que estar dormida en una cámara durante una semana, a cambio de eso, pagaremos las deudas de tu familia, y con lo que sobre, podréis vivir sin trabajar nunca más el resto de vuestra… interesante exist6encia.
-¿Solamente… dormir en una cámara? ¿Me pagaran por eso?
-Así es, si estás dispuesta aquí esta el contrato. Tomate tu tiempo para leerlo.

Puso el papel frente a ella y salió del lugar enfermo y malhumorado. Meryl lo miró una y otra vez anonadada. No podía creerse su suerte, pero en el fondo algo le olía mal, tantísimo dinero por aquello era algo extraño.
De todas formas lo leyó y releyó varias veces, todo parecía estar en orden y aquella oportunidad les salvaría la vida. Cogió la pluma con fuerza y firmo en todos los papeles que lo requerían, ya estaba hecho.

-Buena elección. –sonrió otro hombre de bata blanca-. Ahora, llamarás a tu madre para decirle que estarás fuera una semana, en un viaje.
-¿Ahora? –se exalto- Pero…
-Créeme jovencita, tenemos muchísima prisa con esto. No te imaginas lo importante que es para… todos. Toma.
-Pero mi madre se preguntara a que viene ese viaje, ¿Qué le voy a decir?
-Eres una chica lista, ¿Verdad? Seguro que algo se te ocurre. Volveré en cinco minutos.

Se acomodó en la silla intentando pensar algo que no sonase sospechoso. No tenía demasiadas opciones, dijese lo que dijese, sonaría raro.

-¿Mamá?
-¿Cariño? ¿Qué pasa, estáis bien? –pregunto extrañada por la llamada.
-Si, mamá. Me ha surgido algo y voy a tener que marcharme una semana…
-¿Cómo? ¿Qué diablos significa eso?
-Escucha mamá, es algo que nos puede cambiar la vida, un trabajo como traductora para un político. –explico haciendo gala de su conocimiento de tres lenguas-. Solo será una semana, para una cumbre, me lo han ofrecido y pagan muy bien.
-No sé cielo… ¿Estás segura de que todo está bien? Es un poco extraño…
-Todo está perfectamente, -repitió con un tono alegre-. Confía en mí, en una semana volveré a casa y todo cambiara.
-Bueno… ten cuidado, y llámame.
-Lo intentare, pero con el cambio de horario y lo ocupada que voy a estar…
-Está bien, al menos dime que lo intentarás.
-Lo haré. Adiós mamá, te quiero.

Colgó el teléfono y suspiró profundamente, odiaba mentir a su madre, de hecho nunca lo hacia, pero aquella vez era por una buena razón, una buenísima. Esperó un poco nerviosa a que volviese el hombre de la sonrisa, le había caído bien, el otro sin embargo no tanto, los comentarios despectivos habían sido plato de mal gusto.

La llevó a una habitación para que se cambiase. Dejó los vaqueros y la camiseta sobre la mesa y se coloco el extraño vestido blanco mirándose en el espejo un poco incómoda.

-Muy bien, acompáñame. Iremos al laboratorio numero tres.
-Perdone. –el hombre la miró esperando la pregunta-. ¿De verdad que solo tengo que meterme en esa… cámara?
-así es, te induciremos un profundo sueño, ¡Es completamente indoloro! –rió- Cuando despiertes habremos recopilado los datos suficientes como para continuar sin tu ayuda.
-Vale…

Seguía pareciéndole extraño, aun así le siguió por el corredor asustada, pues por el camino podía fijarse en algunos militares armados, era una zona de alta seguridad. Cuando entraron todo parecía normal, la susodicha cámara en la que debía dormir estaba allí, en medio de la sala abarrotada de gente y conectada a un sinfín de maquinas y monitores.

-Beth, prepárala de inmediato.
-Sí, señor.

Mientras colocaba unos parches en su frente, Meryl vio al hombre agrio de antes, sentado en una silla y con los brazos cruzados, no le quitaba el ojo de encima y su mirada no era demasiado reconfortante, supo que no le gustaba lo más mínimo.

-Perfecto, ahora, señorita, vamos a ayudarte a entrar dentro y en unos minutos comenzaras a sentir muchísimo sueño, ¿Entendido?
-Si.

Se tumbo dentro, era espaciosa y muy cómoda, a primera vista parecía una tabla, pero al entrar se dio cuenta de que era la superficie mas mullida en la que había estado nunca. Cerraron la cámara en cuanto se coloco en posición y dejo de escuchar nada fuera de ella, era hermética.
Poco a poco una enorme sensación de paz la inundo y los parpados comenzaron a cerrarse suavemente, no recordaba la última vez que se sintió tan bien.
Volver arriba Ir abajo
Maialen
Humano
Humano


Cantidad de envíos : 9
Edad : 30
Puntos : 18
Fecha de inscripción : 13/06/2010

MensajeTema: Re: Melodias de la Sangre   Miér Jul 28, 2010 2:56 am

Bueno pues supongo que no le ha parecido interesante a nadie u,u
Volver arriba Ir abajo
lorelay
perdido en un mundo de fantasía.....
perdido en un mundo de fantasía.....


Cantidad de envíos : 35
Edad : 33
Localización : logroño -la rioja-
Puntos : 43
Fecha de inscripción : 13/07/2010

MensajeTema: Re: Melodias de la Sangre   Miér Jul 28, 2010 4:44 pm

no esta nada mal... voy a echarle un vistacito a tu blog a ver si has escrito más... que me he quedado con las ganas...
Volver arriba Ir abajo
http://lorelayps.blogspot.com/
Maialen
Humano
Humano


Cantidad de envíos : 9
Edad : 30
Puntos : 18
Fecha de inscripción : 13/06/2010

MensajeTema: Re: Melodias de la Sangre   Vie Jul 30, 2010 3:24 pm

lorelay escribió:
no esta nada mal... voy a echarle un vistacito a tu blog a ver si has escrito más... que me he quedado con las ganas...
Gracias, cada día escribo (menos en días puntuales que no puedo) ya van 7 capítulos.
Lo que pasa es que puede parecer un poco complicada... Además de que es un poco picante.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Melodias de la Sangre   

Volver arriba Ir abajo
 
Melodias de la Sangre
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Slayers Game, un juego de sangre!!!
» LA SANGRE CLAMA JUSTICIA
» AMOR Y SANGRE
» "Sangre y nieve"
» Campaña DESCENT "El mar de sangre"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
*-Literatura Youth Fantasy-* :: Campaña " Creemos en los Nuevos Autores " :: Nuevos Autores: Habla Hispana (España)-
Cambiar a: